CLUBES CON «CORONITA» EN RESISTENCIA

El club que preside el titular del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, tiene el privilegio que no alcanza a otras instituciones. Se trata de Hindú Club, una entidad con mucha historia y prestigio pero que hoy pareciera ser una de las tantas que son administradas por quienes ejercen la función pública, haciendo uso y abuso de sus influencias.

De acuerdo a la base de datos de usuarios de Sameep, los operarios de la empresa tienen prohibido cortarle el servicio de agua potable al club Hindú, a pesar de que a la fecha arrastra una deuda superior a los 180 mil pesos.

Así lo denunciaron desde el Sindicato de Obras Sanitarias del Chaco (SOSCH). Para sostener esta acusación, la entidad gremial aportó capturas de pantallas y resúmenes del estado de cuenta del club que preside Gustavo Martínez.

Cabe remarcar que Martínez es titular del Concejo Municipal de Resistencia, fue presidente de Sameep durante el gobierno de Jorge Capitanich y es cuñado del actual presidente de la empresa de agua, Claudio Westtein.

“Lo llamativo no sólo es la abultada deuda que tiene el club, la cual supera los $180 mil sino también que en el propio sistema donde se ve la situación de cada usuario está incluida la leyenda ‘Hindú (No cortar)’”, señalaron desde el sindicato, y afirmaron que otro de los grandes deudores morosos es el club Sarmiento, con una deuda superior a los 336 mil pesos. Sin embargo, a diferencia de Hindú, éste último no tiene ninguna prohibición de corte, al menos escrita.

Consultado por CHACO DIA POR DIA, desde el gremio “desconocen” si estas aparentes directivas de no cortar el servicio “tienen algún respaldo administrativo”. “Nos preguntamos si estas situaciones o contemplaciones también se dan con todos los usuarios y o contribuyentes, teniendo en cuenta que este Gobierno ha decretado una irrisoria pauta salarial otorgando un aumento del 10% en tres veces pero a la ciudadanía a través de pseudas audiencias públicas las castiga con un 60% o 65 % de incremento tarifario con el pretexto de ‘sincerar’ los costos”, afirmaron.

Desde el sindicato se hicieron una serie de preguntas en relación a esta cuestión. “¿Estos costos operativos son los que hay que cubrir? ¿Se medirá a todos los usuarios con la misma vara? ¿O hay que ser cuñado del presidente de Sameep y dirigir una institución deportiva y así por más deuda que tenga no me cortan el servicio? ¿O no se le corta el agua a clubes porque el Intendente de Resistencia (Jorge Capitanich) es el presidente del mismo?”.

“Entendemos que cuando el común de la gente estamos atravesando una difícil situación económica producto de políticas contrarias al campo popular y aparecen estas ‘excepciones’ generan mucha bronca en la sociedad, la cual compartimos”, finalizaron.

FUENTE: «Chaco Día por Día» (Resistencia)