MONDAÍNI, UN CHAQUEÑO ÍDOLO EN ECUADOR

Desde que en 2006 recaló en Guayaquil, Marcos Gustavo Mondaíni ha edificado una historia personal y deportiva que lo ha llevado a constituirse en ídolo del Emelec. Nacionalizado ecuatoriano, ha encontrado allí «su lugar en el mundo». De visita en Sáenz Peña, habló de temas del fútbol con entusiasmo pero con la mesura que lo caracteriza.

Mondaíni visitó a sus padres y amigos, aprovechando la inactividad por la cirugía que se le practicó en su tobillo de la pierna izquierda. “El año pasado terminé con molestias, y este año no me permitía jugar normalmente. Tomé la decisión de la cirugía con el cuerpo médico del club. Hablé con el doctor Batista, que lo conozco desde mi paso por Boca, y gracias a Dios todo salió bien y estoy a días de comenzar la rehabilitación”, dijo.

Con contrato en el Emelec hasta fin de 2018 pero con opción a un año más, optó por operarse porque considera que aún tiene mucho para dar. “Estoy muy entusiasmado, tengo muchas ganas de jugar y lo disfruto. La cirugía lo analicé mucho y terminé por operarme porque estaba limitando mi juego” señaló.

Luego de su formación en las inferiores de Boca Juniors y su debut en primera en 2004, recaló en el Emelec de Ecuador en 2006 y desde entonces se ha metido en la historia del club. “Encontré ahí mi lugar en el mundo, tanto yo como mi familia, estoy muy cómodo y el afecto con la gente es mutuo”, expuso sobre su actualidad en Guayaquil.

Mientras observó que “el club está creciendo, es uno de los más importantes del país”, Mondaíni adelantó que “tratamos de ponernos objetivos nuevos, sobre todo en Copa Libertadores que nos viene siendo esquiva. El club ha crecido mucho a nivel institucional y eso aumenta las exigencias”, dijo.

En 2007 retornó a Boca y un año después se cruzó de vereda para jugar en el Barcelona de Ecuador, clásico rival del Emelec. Su carrera profesional continuó en Nacional de Montevideo (2009), regresó a Boca y luego incursionó en Atlético Nacional de Medellín (2010). Después tuvo un paso por la Major League Soccer en Chivas de Los Ángeles (2011), hasta su retorno triunfal al club “eléctrico” en 2012.

Elegido en varias temporadas como el mejor jugador de Ecuador, Marcos Mondaíni fue tentado para emigrar a un mercado en franco crecimiento como el fútbol chino pero declinó de ese ofrecimiento. “Hace un par de años apareció la posibilidad pero es difícil ir a otro fútbol, con otra cultura, todo diferente”, remarcó el saenzpeñense.

“Estoy muy tranquilo y muy cómodo en el Emelec, y además cuesta salir de un lugar donde uno se siente querido y valorado. Estoy en un club excelente y tomar la decisión de irse es complicada”, explicó sobre las ofertas que aparecieron en el horizonte.

 La Súper Liga y la formación de los niños

El jugador oriundo de Sáenz Peña sigue con atención el campeonato argentino y está al tanto de la actualidad de los clubes y el movimiento de jugadores. “Veo mucho fútbol argentino, la Súper Liga se ve mucho en Sudamérica” remarcó, para sostener que “se pasan casi todos los partidos, uno pasa mucho tiempo concentrado y vemos todas las fechas”.

Sobre el pase de Mauro Zárate de Vélez a Boca, recordando su incursión en Barcelona de Guayaquil, Marcos Mondaíni opinó que el jugador del club de Liniers “se equivocó en hablar, pero después lo entiendo perfectamente porque fue a Boca. Es difícil volver atrás, seguramente él sabe que lo que dijo estuvo de más”.

Mientras estuvo en Sáenz Peña, Marcos Mondaíni tuvo la posibilidad de ver fútbol infantil. “Por momentos volví el tiempo atrás y me vi reflejado mucho en los chicos. Uno con el tiempo va perdiendo eso y por eso me sirvió mucho ir a ver, porque no pierden la alegría de jugar y de disfrutar. Corren atrás de la pelota con una sonrisa, con una felicidad, y eso no lo deben perder”.

Sin embargo aclaró que “el acompañamiento de los padres es muy importante pero no debe llegar a ser tóxico. Saber hasta dónde tienen que exigirle al chico, que sólo tiene que divertirse. Cuando el padre exige otras cosas, estamos desviando lo más importante: el desarrollo del chico a nivel personal. Después, si tienen la bendición de seguir jugando al fútbol, bienvenido sea”, valoró.

 Al fútbol argentino hay que refundarlo desde las bases

Teniendo en cuenta la actuación que le cupo a la selección Argentina en el recientemente concluido Mundial de Rusia, Marcos Mondaíni dejó entrever que “triunfó el fútbol en equipo por sobre las individualidades”, y aseguró que en nuestro país se tiene que potenciar el fútbol desde las bases.

“Se debe refundar el fútbol argentino desde las bases, que están perdidas. Parte desde ahí, empezar a trabajar de nuevo, seriamente, con gente capacitada” evaluó, para considerar que “ahí estuvo siempre el éxito de la selección mayor. Últimamente se ha perdido eso y así nos fue, salvo el mundial pasado que contábamos con una generación de jugadores que difícilmente se vuelva a repetir”.

En cuanto a lo observado en Rusia, el jugador del Emelec analizó que quedó demostrado que “las selecciones cada vez funcionan más como equipo. Si no defendés bien, tenés pocas chances de ganar. No solamente hay que atacar, como la gente cree y le gusta. Hay que ser inteligentes para defender y sobre todo ser un equipo”, sentenció.

En este contexto aseveró que “junto con Bélgica y Brasil, que también me gustaban, Francia ganó bien” porque “sin ser un gran equipo, supo a qué jugaba y con buenos jugadores”.

 El proyecto de selección nacional

Tras la partida de Sampaoli, el debate gira en torno a quién debe hacerse cargo de la conducción técnica del seleccionado nacional. Al respecto, Marcos Mondaíni fue contundente al sostener que “el que agarre deberá adaptarse a los jugadores. El esquema o el estilo no debe estar por sobre los nombres, y por eso se debe partir desde ahí”.

Añadió en ese sentido que “en base a los jugadores con los que se cuenta se puede desarrollar una determinada idea y debe adaptarse a ella. Los técnicos argentinos son de los mejores del mundo, y ojalá el que lo agarre lo pueda demostrar” aseguró, mientras opinó que “más que para el Mundial de Qatar, se debería armar un proyecto para 2026”.

VER: «Entrevista a Marcos Mondaíni» (Video)