LLEGÓ EL DÍA: SPORTIVO ES «CENTENARIO…»

Cuando Sáenz Peña empezaba a dar sus primeros pasos como población y todavía era gobernada por una Comisión de Fomento, nació el Club Atlético Sportivo. Fue el 9 de noviembre de 1918, para constituirse en el decano de las instituciones de la segunda ciudad de la provincia. La actual conducción directiva preparó un amplio programa de festejos.

Primer equipo de Sportivo (1918)

Según narra la historia, reflejada por Gustavo Adolfo Valdivia, un grupo de jóvenes decidió agruparse para poder canalizar sus inquietudes sociales y deportivas, y así deciden fundar la primera institución social de la incipiente Sáenz Peña. Su primer presidente fue Don Marcos Tomas Amarilla, un maestro de escuela, y su primer secretario Don Paulino Lucero.

Entre sus primeros dirigentes también estaban otras personalidades como los hermanos Morey, Vitti, Bertinat y Allende, algunos de los cuales también eran jugadores. Aquellos jóvenes se reunieron por primera vez para tomar la decisión de formar un club de fútbol el 9 de noviembre de 1918, aunque la primera Comisión Directiva se constituyó el 18 de ese mes.

Los colores blanco y celeste fueron elegidos para la casaca, quizás para destacar su argentinismo ante la presencia siempre creciente de colonos inmigrantes por aquellos años en todo el Chaco. En un libro publicado por el señor Silaff, se da cuenta de que un integrante del Regimiento 6º de Caballería de Línea que comandaba Don Carlos Fernández, participa activamente en la fundación de Sportivo el capitán Don Pedro Nolazco Gómez.

 Las primeras canchas

 El primer campo de juego estaba emplazado en el Ensanche Sur, en terrenos en los que actualmente se ubica la Plaza Juan B. Justo, pero la vida social y deportiva comenzó a gravitar en el cancha que se situaba en la manzana donde actualmente se erige la Escuela Nº 31, el Banco Nación y el edificio de la ex Cosecha, hoy pleno centro de la ciudad.

Posteriormente se trasladó a los terrenos de calle 12 entre 23 y 25, donde en la actualidad se encuentran el Complejo Termal y el Hotel Gualok, para que finalmente su campo de deportes termine emplazándose hacia fines de los años treinta en la Manzana Nº 9 de la Planta Urbana, calles San Martín (12) y Blas Parera (31).

Entre 1950 y 1962 Sportivo también tuvo su sede social en el recordado predio de las calle Rivadavia (16) y Saavedra (3). Allí se jugó en 1952 el Primer Campeonato Argentino de Voleibol, aunque dichas instalaciones se vendieron en 1962 para construir su actual sede.

 Presencia social y comunitaria

La presencia de Sportivo no se circunscribió solo al aspecto deportivo, sino que también incursionó en lo social y cultural, al punto tal de constituirse en uno de los principales protagonistas de acontecimientos que se concretaron en esta ciudad. En sus primeras épocas organizaba los corsos locales, y entre 1968 y 1977 impulsó los recordados Festivales Centrochaqueños de Folklore, posibilitando la presencia de las más destacadas figuras del acervo nativo.

Desde su fundación fomentó la práctica del fútbol, alcanzando quizás su mayor brillo con la conquista del campeonato liguista de 1960. Pero fue en diciembre de 1964, en oportunidad de inaugurarse su actual estadio, cuando se logró un resultado realmente histórico: el célebre empate de 2 a 2 frente al Boca Juniors campeón del Torneo de AFA de ese año.

FEDERAL B, COPA ARGENTINA Y TÍTULO LIGUISTA

Equipo que compitió en el Federal B (2015)

Los años 2014 y 2015 también quedaron marcados en la historia del “decano”, al constituirse en el primer equipo de la Liga Saenzpeñense en competir en el nuevo formato del Torneo Federal B, tras recibir una de las 14 invitaciones cursadas por el Consejo Federal a clubes de todo el país. Junto con Juventud de Charata, fueron los únicos del NEA.

La organización del equipo estuvo a cargo del gerenciador “Nando” Encina y el debut en la cuarta categoría del fútbol argentino fue el 7 de septiembre de 2014 ante Independiente de Formosa. El “decano” integró la Zona 9 que también tenía a Fontana, Resistencia Central, Comercio de Santa Sylvina, San Carlos de La Escondida, Ocampo Fábrica de Villa Ocampo y Juventud de Charata.

A la par, el 29 de octubre de 2014 jugó la segunda ronda clasificatoria de la Copa Argentina frente a Independiente de Formosa; y el 28 de diciembre de ese año se consagró campeón del Torneo Clausura “José Camilo Jara” de la Liga Saenzpeñense al ganarle a Sportivo Pampa 1 a 0 en la ida y 2 a 1 la revancha.

En 2015 jugó la segunda y última en el Federal B, estando ubicado en la Zona 6 con Resistencia Central, Fontana, Jorge Gibson Brown de Posadas, Ex Alumnos Esc. 185 de Oberá, Adelante de Reconquista, Ocampo Fábrica de Villa Ocampo, Independiente de Formosa, San Martín de Formosa, Ferroviario de Corrientes y Huracán de Goya.

ESTADIO “ROBERTO GERMÁN GONZÁLEZ”

El intendente Gerardo Cipolini, en una foto histórica con Don Germán González.

El acto oficial por el Centenario de Sportivo se realizará el sábado 10 de noviembre, y en esa ocasión se impondrá el nombre de “Roberto Germán González” al estadio enclavado en San Martín y Blas Parera. El justo homenaje reconoce la tarea de un hombre apreciado, reconocido y admirado por sus cualidades humanas.

Don Germán González falleció el 21 de febrero de 2017, a los 92 años, luego de haber dejado su sello indeleble en el club. Mañana se descubrirá una placa alegórica con la inscripción: “Estadio Club Atlético Sportivo – Roberto Germán González – Centenario 1918/2018”

La personalidad que será reconocida fue el presidente cuando se inauguró el estadio en 1964, y de ahí en más ejerció la titularidad del club en distintos lapsos durante las seis décadas siguientes. “Fue conciliador, influyente y autodidacta. Siempre con una palabra sabia para salir de una situación o de un chiste que le permita descomprimir una reunión que se ponía áspera” recordó Luis Barrientos, actual presidente.

Amplió al respecto que “Don Germán, como lo conocíamos dentro del club, fue una persona que no tenía enemigos, quizás sí contrincantes circunstanciales que sucumbían con el correr del tiempo por el bien de su club, que anteponía más allá de las personas y muchas veces de su propia familia”.