CHACO, LEJOS DEL FÚTBOL DE OTRAS PROVINCIAS

El presidente de For Ever, Héctor Gómez, admitió que el fútbol del Chaco está lejos de otras provincias y que entre las cosas que hay que cambiar se encuentra “la mentalidad del dirigente”. Además cuestionó la Copa Argentina porque “está hecha a la medida de los clubes grandes”. Convocó a “no ser sumisos” porque “nadie te va a mandar una tarjeta de invitación para que vayamos a pelear por el fútbol del interior”.

En un amplio diálogo con el programa “Deportivo 950” de LT 16 Radio Sáenz Peña, el titular forevista no se guardó nada y cuestionó la falta de dirigentes del interior del país en la mesa de discusión del Consejo Federal y la AFA. “Si uno quiere incursionar en el fútbol profesional, hay que cambiar muchas mentalidades, y especialmente la cabeza del dirigente”, fustigó.

En ese tenor sostuvo que “hay que tener jugadores preparados, que se dediquen ciento por ciento a jugar al fútbol, tener entrenadores y cuerpo técnico capacitados”, para considerar que “hoy, solo con hablar no alcanza. Los dirigentes tienen que entender a que hay que empezar a ver el bosque, y no solo el árbol”.

Asimismo, en base a su experiencia, observó que en otras partes del país están más adelantados en cuanto al fútbol. “Yo soy de los que piensa que el fútbol chaqueño, incluso nosotros, estamos lejos de otras provincias, muchos pasos atrasados en todos los aspectos: dirigencial, profesional y en infraestructura”.

 Formar jugadores a largo plazo

 Chaco For Ever es una de las instituciones más representativas de la provincia, pero que en los últimos tiempos se ha nutrido de jugadores de distintos puntos del país. Consultado sobre la formación del futbolista chaqueño y las cuestiones que faltan trabajar para poder tenerlos en cuenta, indicó que “quizás el trabajo que se hace quizás no está a la altura para lograr cosas”.

“El problema no es que no abundan jugadores, falta trabajar a largo plazo. Nosotros fuimos campeones del Federal B pero logramos amalgamar el trabajo entre dirigentes, cuerpo técnico y jugadores. Si no se logra eso, va a ser muy difícil que se pueda conseguir algo” precisó, para añadir que “si se trabaja a medias, con jugadores y dirigentes irresponsables, va a ser difícil lograr objetivos”.

En ese tenor reiteró que “hay que trabajar a conciencia y a largo plazo en los clubes de la provincia para obtener resultados positivos. Hay jugadores pero hay que trabajar, no es de la noche a la mañana, es un trabajo a largo plazo, y si los clubes no están preparados para eso va a ser muy difícil”.

 La Copa Argentina “en vez de beneficiarnos, nos perjudica”

El presidente albinegro no ocultó su fastidio por la organización de la Copa Argentina, sobre el cual sostuvo que “los clubes del interior somos convidados de piedra. Se armó para que Boca y River tengan una plaza más a la Copa Libertadores y los grandes ganen plata”, dijo.

Entre las falencias que observa mencionó que “nos hacen jugar dos etapas sin aportarnos un peso, y cuando realmente el torneo nos puede redituar, nos tocan equipos de primera división y de cada diez, pasa uno. Nos usan para poder llamarlo Copa Argentina, pero en realidad no les interesamos y a los clubes, en vez de beneficiarnos nos perjudica”.

Recordó al respecto que “a Central Norte de Salta lo obligaron a armar un equipo en dos días para ir a jugar contra River, nada más ni nada menos. Que te humillen dentro de la cancha, que te hagan siete goles, es un basureo tremendo. A Sarmiento tampoco le dieron opciones, cuando se le antojó a River jugaron”.

 La “demagogia” de los gobiernos provinciales y los ascensos

Héctor Gómez también hizo referencia a la situación que le tocó atravesar a For Ever, en otro claro ejemplo de la disparidad de criterios y el perjuicio que le genera a las instituciones del interior. “Cuando tuvimos que jugar contra Banfield viajamos mil kilómetros y ellos hicieron 9 cuadras para jugar en cancha de Quilmes”, relató.

En este contexto subrayó que “en realidad, esta Copa ni siquiera tiene los fondos para sostenerse. Funciona porque hay gobiernos provinciales demagogos, que compran los paquetes y aportan la plata para que se lleve adelante. Sin pensar que, en vez de aportar para el fútbol del interior, aportan para los clubes grandes de siempre, que son los mismos que se llevan toda la torta del fútbol argentino, como Boca y River”.

Tampoco eludió responder sobre los cinco ascensos que tendrá la Primera B Metropolitana al Nacional B, contra los dos que mantiene el Federal A. “En las negociaciones, los clubes de Buenos Aires supieron ver el momento para llevar los tres ascensos para su categoría. Hay una realidad: esos dirigentes están todos los días, porque viven a 4 ó 5 cuadras; y nosotros estamos a mil kilómetros. Entonces es muy difícil ir desde el interior a pelear algo”.

Más allá de la situación, criticó la postura de la dirigencia al señalar que “el dirigente del interior es muy cómodo, se queda en su lugar y opina desde ese lugar, pero no tiene ni idea dónde queda AFA. AFA es un mundo donde, si uno no está presente, va a ser difícil que el fútbol del interior pueda tener los mismos logros”.