ACCIÓN TRIBUTÓ HOMENAJE A ARIEL ÁLVAREZ

Ariel Ávarez con su hijo Agustín, con quien comparte plantel en el Federal de Básquet.

A lo largo del tiempo, Ariel Álvarez ha logrado constituirse en un emblema del básquet saenzpeñense, identificado con el Club Acción, a pesar de haber defendido otros colores. En una ceremonia sorpresa, impulsada por los directivos de la entidad «celeste», el jugador fue reconocido por su rica trayectoria.

Fue en el entretiempo del partido que el “celeste” le ganó a Comercio de Santa Sylvina 70 a 67 por la 24ª fecha del Torneo Federal en la División NEA. Sus 41 años para nada impiden que pueda jugar al mismo ritmo que sus compañeros, y la capitanía se la ganó con creces.

Álvarez, con su hermana y su esposa, exhibe la plaqueta entregada por el Club Acción.

Es más, ha logrado constituirse en el emblema indiscutido de un Acción que se ha ganado el respeto de sus rivales por la buena campaña realizada en el Federal. En lo personal, Ariel Álvarez ha transitado un camino en el básquet que le ha permitido ser reconocido y admirado por su personalidad y su entrega.

  Si bien su puesto natural es el de alero, ha debido cumplir la función de ala y de pivot en determinadas circunstancias, como el mismo día que su club lo agasajó y ante la ausencia de Maximiliano Torino. Visiblemente emocionado recibió la placa recordatoria y una camiseta con la casaca Nº 10 que lo identifica, acompañado de sus afectos: su esposa, su hermana y su hijo Agustín, con quien comparte plantel.

  En diciembre del año pasado fue distinguido como el basquetbolista destacado de 2018 en la Gala del Deporte de Sáenz Peña; y ahora fue el club que lo formó y que lo vio crecer quien reconoció su desempeño. En la institución de calle Laprida no solo integra la plantilla del primer equipo, sino que también es el técnico que las categorías formativas.