APRENDICES, SUMIDO EN UNA GRAVE CRISIS INSTITUCIONAL

Una situación institucional extremadamente complicada atraviesa por estas horas Aprendices Chaqueños, uno de los históricos clubes de Sáenz Peña. Las instalaciones se hallan cerradas por decisión de la Comisión Directiva, y más de un centenar de simpatizantes se manifestaron para pedir la continuidad del DT Cristian Albarracín.

  La popular entidad del ex Parque San Martín vive momentos de angustia y zozobra. A pesar del buen presente deportivo, con presencia en las semifinales del Apertura liguista y en la segunda fase del Torneo Federativo, la relación entre una parte de la CD y la conducción del primer equipo llegó a tal grado de tensión que pareciera no haber vuelta atrás.

 El origen del inconveniente pareciera estar en la falta de respuestas a los insistentes pedidos de explicaciones realizados por el ingreso de dinero a las arcas del club, no solo de quienes actualmente se vienen manifestando sino de integrantes de la comisión que nunca recibieron una información convincente, algunos de los cuales decidieron retirarse.

Simpatizantes rojinegros se manifestaron frente a la institución.

  Hacia fines de 2018, en momentos en que se planificaba la convocatoria a Asamblea para renovar autoridades, el presidente Hugo Herrera resolvió -junto con otros dirigentes afines- incorporar a Albarracín como entrenador del primer equipo. Pero los inconvenientes empezaron a surgir, el diálogo se cortó y la falta de apoyo fue cada vez más notorio.

  El momento más crítico se vivió en Castelli cuando el tesorero Juan Carlos Haponiuk fue agredido. De ahí en más todo se precipitó hasta que en el transcurso de esta semana le solicitaron a Cristian Albarracín la renuncia, en diálogo mantenido en su domicilio.

  Con posturas irreductibles de ambas partes, hoy la situación es insostenible por la presentación de denuncias y la intervención de la Justicia. Ni siquiera el intento de mediación del presidente de la Liga Saenzpeñense, Carlos Pereyra, tuvo el resultado esperado. El club se halla cerrado y la necedad se apoderó de quienes deberían tener la responsabilidad de tomar decisiones claras y ofrecer una gestión trasparente.