LAUTARO MEDINA, CON LA ESTIRPE DEL ABUELO

Desde algún lugar, el “Loco” Oscar Medina debe estar festejando el logro como propio. Es que Lautaro Medina, nieto del recordado piloto saenzpeñense, acaba de consagrarse en el Campeonato Zonal de Enduro Cross del Norte Santafesino en categoría “promocional”. El título se dio con una particularidad: corrió con su brazo enyesado.

Dos leyendas en épicas carreras de la década del 70: Julio «China» Segovia y Oscar «Loco» Medina

 Proveniente de una familia que lleva el vértigo en la sangre, Lautaro Medina es la cuarta generación de pilotos que fueron marcando una época. El más recordado quizás es su abuelo: el “Loco” Oscar. Pero antes fue su bisabuelo Rafael quien dejó en claro su pasión por los fierros y acompañó en sus primeros pasos a quien luego fuera un ídolo.

  Después fue el propio padre de Lautaro, Oscar Jr., quien se animó a algunas pruebas pero terminó poniendo todas las fichas en quien viene cosechando un logro tras otro en las riesgosas competencias de motocross. El pasado fin de semana cerró la temporada del Zonal de Enduro Cross del Norte Santafesino en Reconquista, y “Lauty” escribió otra página en la ya rica historia familiar.

Oscar Medina, flanqueado por su padre Rafael y «Coco» Niemiz.

  Es que en la competencia que cerró el calendario, el piloto oriundo de Sáenz Peña corrió con un brazo enyesado y sumó los puntos necesarios para quedarse con el campeonato en la categoría “promocional”, luego de llegar a esta prueba con más de 30 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor.

  El accidente que puso en duda el título

  Lautaro Medina parecía encaminarse sin mayores contratiempos a la obtención del título, por la diferencia que había conseguido. Sin embargo, una semana antes de la carrera sufrió una caída que le produjo una “luxo fractura” de su codo izquierdo cuando realizaba entrenamientos.

 Los médicos debieron enyesarle el sector una vez desinflamado y le recomendaron no correr en esas condiciones. La decepción se apoderó del equipo porque se descartaba la participación en la última fecha y el título quedaba a merced de quienes lo seguían en el ranking.

Lautaro Medina, con su brazo izquierdo enyesado, se consagró campeón en el Norte Santafesino.

  Pero existía una posibilidad que Lautaro analizó con su entorno. Largar y completar una vuelta para sumar los puntos necesarios de “presentismo” que estipula el reglamento, lo que fue debatido y llevado a la práctica en Reconquista. En la jornada principal terminó las dos mangas de la carrera con un 9° y 7° puesto que le aseguraron el título.

  Pensando en el futuro

 El piloto saenzpeñense ya está diagramando lo que será la temporada 2020 tras el campeonato obtenido en categoría “promocional” y el cuarto puesto en “open”, donde no corrió para preservar su físico y evitar complicaciones mayores en su factura del codo.

 Para el año próximo está en los planes incursionar en el Campeonato Argentino, lo que aparece como el principal objetivo. El equipo agradeció al Instituto del Deporte Chaqueño, y a los sponsors Cacho Sotera de Dos Ruedas Suspensiones, y familia Bolatti por el constante acompañamiento.