EL APORTE DE LA GENTE, YA TIENE DESTINATARIO

Los alimentos no perecederos que se obtuvieron en la “Gala del Deporte” de Sáenz Peña ya tienen destinatarios. La donación de los asistentes a la ceremonia fue entregada al Merendero “Emilio Robledo” del barrio Hipólito Irigoyen, que tiene como responsable al árbitro de fútbol Horacio Torres y su familia.

 Una buena cantidad de mercaderías y elementos de limpieza se recaudó en el acto de reconocimiento a los deportistas, que se realizó el pasado 18 de diciembre en Casa de Cultura. Quienes concurrieron a la Gala efectuaron su aporte voluntario que fue entregado por ECO Deportivo a una familia que trabaja denodada y desinteresadamente por los más necesitados de un amplio sector de la ciudad.

Una buena cantidad de mercaderías y elementos de higiene se recolectó en la Gala del Deporte.

  El merendero “Emilio Robledo” nació como lugar de contención a niños y personas mayores cuando la inundación afectó a Sáenz Peña hace un par de años, y desde entonces se mantiene con el aporte de vecinos y comercios para seguir asistiéndolos en la medida de las posibilidades.