CON EL SUEÑO INTACTO Y LAS ANSIAS POR LLEGAR

Lejos de relajarse con las fiestas de fin de año y la visita a sus familias, jóvenes futbolistas de Sáenz Peña encararon un riguroso plan de entrenamiento pensando en la pretemporada que deberán encarar en sus clubes, cuando vuelvan al trabajo en los próximos días.

Son chicos que se formaron en las categorías menores de distintos clubes de barrio, y que hoy militan en las divisiones formativas de clubes de la Superliga y del ascenso. Con el sueño intacto, realizaron un exigente entrenamiento conjunto en los gimnasios de la Universidad Nacional del Chaco Austral.

  Los trabajos fueron coordinados por el entrenador Diego González y el futbolista Gabriel Farías, delantero de Aprendices Chaqueños, quienes ofrecieron voluntariamente sus servicios para que los valores del balompié local no pierdan ritmo de cara a la temporada que se viene.

 Entre los juveniles estuvieron Luciano “Pupi” Ferreyra, quien juega en Rosario Central y el año pasado integró la Selección Sub 17 que dirigió Pablo Aimar´, y que tiene por delante un interesante desafío de seguir creciendo en lo personal para intentar dar el salto a la primera división del “canalla”.

  Además, de Colón de Santa Fe realizaron los trabajos Agustín Ojeda y Agustín Jerez, del equipo de reserva y de divisiones menores, aunque también están en la consideración de los cuerpos técnicos del conjunto “sabalero” para seguir en la senda del crecimiento personal. También se sumó Iván Cabrera, quien actualmente está jugando el ascenso metropolitano con Cañuelas, y el pequeño Dylan Jeréz de River Plate.

 La rutina de entrenamiento fue coordinada por el entrenador de fútbol infantil Diego González, quien dirigió a varios de los jóvenes en otros tiempos, y el futbolista Gabriel Farías, quien se mantiene en actividad en Aprendices Chaqueños y aportó sus conocimientos. Ambos agradecieron a la Uncaus por ceder las instalaciones para cumplir con esta tarea.