EL FUTSAL DE SÁENZ PEÑA, A DOS AÑOS DEL GRAN LOGRO

El 9 de junio de 2018, Sáenz Peña obtenía el Torneo Argentino de Selecciones B, que en la región Norte tuvo como sede el estadio Arena de la Universidad Nacional del Chaco Austral. El ascenso lo consiguió de manera invicta, y accedió a jugar en la divisional superior.

  El combinado de la “termal” consiguió aquel logro con un juego sólido y convincente, tras derrotar en la final a Gualeguaychú por 3 a 2. El certamen fue organizado por la Asociación Saenzpeñense de Fútbol de Salón y fiscalizado por la Confederación Argentina (CAFS) en el estadio Arena Uncaus.

 Cada jornada de competencia, que se prolongó por una semana, fue seguida por una multitud. La victoria en la final rubricó una gran actuación para consagrarse invictos, y se produjo con goles de Emanuel Tirantino, Rodrigo Gómez y Adrián Galarza. El tercer puesto quedó en poder de Paraná, tras vencer a Concepción de Tucumán por un categórico 12 a 4.

Ceremonia inaugural

  En su camino al título, la selección de Sáenz Peña había derrotado en la primera rueda a Mar del Plata (7-1), Resistencia (6-0), San Rafael (3-0) y Paraná (5-2). Tras ello se impuso en semifinales sobre Concepción de Tucumán (8-0); y en la final dio cuenta de Gualeguaychú (3-2).

 Ganaron los seis partidos que disputaron, con 32 goles a favor y 5 en contra, pero además tuvieron en Emanuel Tirantino al goleador con 9 conquistas; la valla menos vencida con los arqueros Fernando Martínez y Sebastián Capetinich; y también al mejor jugador en Adrián Galarza.

 El elenco campeón lo integraron Fernando Martínez, Sebastián Capetinich, Rodrigo Gómez, Eduardo Durán, Mauro Caro, Enzo Insaurralde, Lucas Ramela, Mauro Estepa, Aaron Ramela, Osvaldo Ojeda, Alejandro Fogar, Santiago Prieto, Adrián Galarza, Emanuel Tirantino y Ezequiel Paniagua. El cuerpo técnico estuvo compuesto por Miguel Martínez, Federico Ramírez y Facundo Gómez.

 Buen debut en Santa Cruz

 El Torneo de Selecciones A se jugó en 2019 en la provincia de Santa Cruz, y esta temporada no pudo disputarse por razones obvias. En el sur del país había llegado hasta cuartos de final. El debut fue con empate frente a Esquel (2-2); y tras ello goleó a Rosario (5-2), para concluir la fase regular con derrota frente a Cuenca Carbonífera (4-3). Los puntos obtenidos le permitieron acceder a cuartos de final, aunque volvió a caer frente a Cuenca Carbonífera (5-3).

 En esa oportunidad el equipo estuvo compuesto por Ricardo Pallares y Oscar Mieres (arqueros); José Sáez y Eduardo Durán (bases); Martín Alfonzo, Roberto Stacul, Diego Silva, Fernando Marinich y Matías Ávila (alas); Lorenzo Arias y Adrián Galarza (pivots). El cuerpo técnico lo integraron Federico Ramírez (DT), Carlos Silva (AT), y David Pedrozo (PF).