EL COMPROMISO DE TRABAJAR EN EL DEPORTIVO QOM

La conducción de grupos de personas merece la debida preparación, con responsabilidad y compromiso. En el caso de Javier Milesi, a esas premisas le sumó que debió adaptarse a nuevos hábitos y costumbres. Porque desde su función de director técnico, en la actualidad está a cargo del primer equipo del Club Deportivo Qom de Pampa del Indio.

 La instalación del fútbol aborigen en los medios de comunicación y la demanda de mayores espacios para la contención y desarrollo de habilidades se conjugan en la tarea que profesionales capacitados vuelcan hacia esas comunidades.

 Javier Milesi admite ciertas diferencias en el comportamiento del futbolista qom, y la necesidad de aprender de ambas partes para favorecer la tan mentada inclusión. El Deportivo Qom, equipo que dirige, juega de local en las cancha de Capil y Río Teuco, aunque cuenta con predio propio a unos 5 kilómetros de la localidad.

 “El objetivo es trascender a través de las instituciones, y que esa trascendencia no quede en la nada. En poco tiempo clasificamos a un Federativo, a pesar de que por la pandemia no vamos a poder jugar”, reseñó el entrenador oriundo de Machagai.

Deportivo Qom, de Pampa del Indio, es uno de los clubes de los pueblos originarios del Chaco.

 El significado de una nueva experiencia

  Para recalar en el conjunto “multicolor” hubo pedido de jugadores que habían sido dirigidos en los otros clubes del pueblo, quienes le insistieron hasta lograr su cometido. “Fue todo un desafío, y si bien sabía que no iba a ser nada sencillo, me animé a aceptarlo”, indicó.

  Amplió al respecto que “es más fácil dirigir un equipo cuando tenés todas las herramientas, jugadores, dirigentes, elementos de trabajo, pero en este caso era la excepción. Me encontré con una realidad totalmente diferente a otros clubes con historia en la liga”.

  Mientras valoró el aporte de los jugadores Abel Acevedo y Walter Moreira, puntualizó que luego de iniciados los entrenamientos debió trabajar en el aspecto psicológico, para hacerles entender que “eran capaces de llegar, de jugar de igual a igual con cualquiera”.

 Objetivos cumplidos, y clasificación condicionada

  “En la Liga nuestra no todos toman conciencia de lo importante de entrenar, y en cambio ellos no tenían problemas ni siquiera con el horario. Empezamos el campeonato perdiendo pero terminando jugando una semifinal con un equipo como Falucho (de San Martín), al que le ganamos el primer partido pero después perdimos por penales”, recordó.

 Milesi destacó el “potencial tremendo que tienen”, y por tal motivo se mostró convencido que “con trabajo pueden ser protagonistas”. A la par consideró necesario fortalecer el desarrollo del fútbol infantil, y destacó la calidad de jugadores que carecen de oportunidades para crecer en el fútbol.

 La buena performance que le cupo al Deportivo Qom en el ámbito liguista no pudo plasmarse en su incursión en el certamen de la Federación Chaqueña de Fútbol. Sin embargo, la plaza obtenida por mérito propio puede traducirse en presencia el año próximo, si se llega a concretar el Torneo Federativo pendiente de esta temporada.