LIGA DE LAS PALMAS IMPLORA POR OBRAS INCONCLUSAS

La Liga Cultural y Deportiva de Las Palmas es una de las instituciones que fue objeto de la impericia y la irresponsabilidad de cierto sector de la política y de la función pública. Durante la gestión de gobierno anterior, destruyeron parte de la infraestructura existente en su estadio, y nunca más la reconstruyeron.

 Todo parecía encaminado a dotar a la liga cabecera del Departamento Bermejo de una edificación acorde a los tiempos, que al mismo tiempo ofrezca mayores garantías a los espectadores y tranquilidad a los dirigentes. Es que el sector de tribunas estaba deteriorado por el paso del tiempo, y su renovación estaba a un paso de concretarse.

 Bajo esa premisa llegaron obreros y máquinas a tumbar la vieja edificación. Ese paso se cumplió pero la obra nunca prosiguió y, como lo consigna el dicho popular, se quedaron “sin el pan y sin la torta”. Así lo hizo notar el actual presidente de esa liga, Juan Carlos Rolón, en contacto mantenido con sus pares de la Federación Chaqueña y ante autoridades de la provincia.

Unos 8 clubes juegan de local en el estadio de la Liga de Las Palmas.

  Si bien no hay actividad como consecuencia de la cuarentena por el COVID-19, la preocupación se centra en que ese estadio es utilizado por buena parte de los clubes afiliados a la Liga de Las Palmas, y cuando se reinicie tendrán muchas dificultades para poder organizar el campeonato.

 La desazón de los dirigentes

 El titular de la liga expuso que en dicho estadio juegan de local unos 8 clubes, y que con la situación que se encuentra actualmente el panorama es “sumamente oscuro”. Por tal motivo había solicitado que se incluya a esa entidad como club, para verse favorecido con el subsidio otorgado desde la nación y la provincia, aunque le fue negado.

  “Los beneficios van a los clubes, pero la liga tiene costos de mantenimiento y creo que en esta oportunidad nos hubiera correspondido” dijo, para graficar el momento como “caótico” porque “después de tres o cuatro meses estamos peor que antes. Esto es un llanto de angustia de mi liga”, indicó.

 Añadió que realizó algunas gestiones a nivel provincial pero aún no tiene certezas. “Hablé con Lemos (presidente de Lotería Chaqueña), para que se pueda reconstruir la cancha después del desastre que hicieron, pero no tenía conocimiento ni había antecedentes de nada sobre el tema que había que reconstruir el estadio”, lamentó.

 En este contexto observó que “si no nos ayudan va a ser negro el panorama, se nos va a complicar competir, porque solo con voluntad no vamos a poder seguir”, y dejó entrever que “pareciera que hay una puja política y nosotros estamos en el medio, sin tener nada que ver. Están castigando a todo un pueblo por una cuestión política”.

FOTOS: Facebook Liga de Las Palmas