EL FUTURO DEL FÚTBOL ARGENTINO ESTÁ GARANTIZADO

Mientras aseguró que quedó marcado por José Néstor Pekerman cuando lo dirigía en Argentinos Juniors, el actual director técnico de la selección argentina de fútbol Sub-20 y Sub-23, Fernando Batista, sostuvo que nuestro país tiene juveniles de gran nivel y por ese motivo emigran permanentemente a Europa.

El hermano del “Checho” Batista tiene como desafío, cuando se retome la “normalidad”, encarar el Mundial Sub-20 del año próximo en Indonesia. En una charla virtual con los capacitadores de River Plate, que en la zona tiene a César Arias y Emanuel Angeloff, compartió su visión del fútbol.

Fernando “Bocha” Batista opinó que “la educación y el compañerismo es tan importante como pegarle bien a la pelota», y sobre sus antecedentes destacó que “sigo mucho el lineamiento de José Pekerman, porque yo fui dirigido por él. Yo conozco el Pekerman que nadie conocía, el que manejaba el taxi no el que después ganó varios campeonatos, y uno lo toma como referencia”.

  Destacó el nivel de juveniles que existe en Argentina y justificó que “por algo los vienen a buscar de Europa”, y adelantó que ya están analizando posibles jugadores para convocar de cara al Mundial Sub-20 de Indonesia, que se jugará entre el 20 de mayo y el 11 de julio del año próximo.

  Se definió como un defensor del fútbol vistoso al señalar que “no hay que cortarle la libertad de juego al chico, esa creatividad, ese potrero. El chico cuando más aprende más se equivoca, y de esos errores va aprendiendo. Veo que colegas que le gritan a un chico que quiso tirar un sombrero o un caño, ahí lo frustra, crea hábitos de conformismo” fustigó.

  Por tal motivo expresó que “lo que le podamos decir es una línea delgada, para bien o para mal, que lo puede marcar toda la vida, y por eso no siempre se debe poner en la balanza más lo negativo que lo positivo. No debemos hacerle perder la esencia nuestra, no querer hacerlo ‘europeo’”.

  También sostuvo que “no tenemos una bajada de línea para jugar todos iguales, cada uno puede jugar con su sistema pero tenemos algunos lineamientos que no negociamos, como el respeto o el buen comportamiento ya sea hacia el utilero, el mozo o al chofer del micro. El que se corre de esa línea, automáticamente quedó de lado, como sucedió con algunos chicos», reconoció.

La evolución de Santiago Giménez y Claudio Echeverry

Uno de los jugadores que está siendo seguido por el DT de la selección argentina Sub-20 es Santiago Giménez, hijo del chaqueño Christian Giménez que juega en el Cruz Azul de México. El joven manifestó su intención de jugar para el seleccionado azteca, pero realizarían un nuevo intento desde AFA por convencerlo.

Santiago Giménez (Cruz Azul) y Claudio Echeverri (River) son dos de las promesas.

  Santiago Tomás Giménez es categoría 2001, nacido en Buenos Aires pero desde los 3 años se radicó en México, donde se crió. Precisó que entre otros jugadores también siguen los pasos de Luka Romero del Mallorca, mexicano de padres argentinos, y Giovani Reyna del Borussia Dormunt, nacido en Inglaterra pero de abuelo oriundo de nuestro país.

Otro chaqueño destacado es el “Diablito” Claudio Echeverry, considerado la joyita de River Plate y con posible destino de selección juvenil. De todas maneras, tanto desde el área de Captación del club como desde AFA consideran oportuno “no apurarlo” y “no hacerle quemar etapas” al valor de categoría 2006.

  Luis Pereyra, del Proyecto «Barrios Bajos» señaló que “es chiquito, está en su etapa de formación, sus papás lo apoyan mucho y eso es importante. “Chaco es una provincia con mucho potrero que lo seguimos mucho con César (Arias) y Emanuel (Angeloff)” expresó, para adelantar que “seguramente algún chaqueño va a llegar y los va a hacer quedar bien”.