EL «PALA» SE RECUPERA TRAS UN MAL MOMENTO

Oscar Ángel Palavecino es uno de los próceres vivientes del fútbol chaqueño. Fue el encargado de encaminar a Chaco For Ever al ascenso a la máxima categoría en 1989 y se metió en la historia grande. Desde hace un par de semanas viene recuperándose de una cirugía que mantuvo en vilo a sus amigos y familiares.

  Esta circunstancia no fue impedimento para que el «Pala» mantenga su optimismo y, próximo a cumplir 72 años el 30 de julio, admita que “es el partido más difícil que me toca jugar pero voy a salir adelante, no puedo fallarle a mis amigos”.

En diálogo con Fabio Rodríguez de FM Real de Las Breñas, ofreció detalles de la recuperación que encara en esa misma ciudad del sudoeste provincial. Palavecino sufrió la amputación de una de sus piernas por problemas de circulación sanguínea que lo tenían a mal traer en los últimos tiempos.

Próximo a cumplir 72 años, el «Pala» se recupera de un mal momento.

Transcurrieron casi dos semanas de aquella operación, pero afortunadamente la evolución es favorable. Lejos de resignarse, se muestra fortalecido por el acompañamiento de sus amistades. “Como deportista tuve muchas satisfacciones, muchas alegrías, conseguí muchos amigos” señaló, para considerar que “hoy estamos pasando por momentos difíciles, espero que mi recuperación sea buena”.

  Palavecino anhela volver a las canchas de fútbol pero ahora como espectador, alejado de la conducción técnica. “Ojalá pronto pueda estar mirando un partido, pueda estar en una cancha hasta el fin de mi vida. Quiero que Dios me lo permita”, expresó.

  En cuanto a su actividad específica sostuvo que “ya no quería trabajar más, a pesar de que tenía muchas ofertas de Misiones y de Formosa”, para completar que “este iba a ser mi último año pero pasó todo esto”, haciendo referencia a la pandemia del coronavirus y la circunstancia particular que le toca atravesar.

  Llamado permanente de sus amigos

  No pudo estar ausente en la charla el histórico ascenso de Chaco For Ever, en aquel recordado partido con Lanús. “Hemos paralizado una provincia en el año ‘89 cuando salimos campeones y llegamos a primera división, no es poca cosa” dijo Palavecino al realizar una mirada retrospectiva de lo que se consiguió hace 31 años.

Equipo de For Ever que en 1989 obtuvo el ascenso a la primera división del fútbol argentino.

  Al respecto valoró que “compañeros y jugadores de ese momento, aquellos que ascendieron conmigo, me llaman todos los días y me dicen que no afloje. ¿Y entonces cómo les voy a fallar?. Voy a salir adelante, no puedo fallarle a mis amigos” aseguró con convencimiento y decidido a seguir dando batalla.

  En ese tenor reiteró que “el fútbol me ha dado muchísimas amistades, incluso de distintas provincias me han llamado. Yo me recuesto mucho en mi familia y también mucho en los amigos del fútbol, valorable lo que hacen por mí, gente que ha jugado conmigo y se preocupan en llamarme”, remarcó.

  “Yo conseguí muchas cosas en mi vida y podría decir ya está, hasta luego. Pero si triunfé en el fútbol profesional fue porque tuve mucha garra, mucho corazón, y eso no lo voy a perder ahora, tengo que ponerle más fuerza y colaborar con los médicos. Tengo un desafío por delante y demostrar que el Pala está para ponerle el pecho a las balas y no para fallarle a los amigos”, concluyó.