SE REORGANIZA EL CLUB «9 DE JULIO» DEL BARRIO TOBA

Con el objetivo de incrementar la presencia en su comunidad y favorecer la inclusión de los niños y jóvenes, el Club Social, Deportivo y Cultural «9 de Julio» del barrio Toba de Sáenz Peña, Quinta 8, se encuentra en pleno proceso de reorganización.

Con esta iniciativa, la segunda ciudad del Chaco se sumará a las poblaciones de la provincia que tendrán su entidad deportiva de la etnia qom, con respaldo jurídico. Es que un grupo de representantes de dicho barrio han iniciado las gestiones para inscribir al club que tiene su sede en calle 8 y 35 de la Quinta 8.

 Allí conviven aborígenes de la etnia qom, y a la par deben lidiar con una juventud que por momentos se muestra descarriada y protagonista de situaciones no deseadas, incluso con conflictos con vecinos y la policía. Los líderes del barrio venían expresando públicamente su preocupación por el aumento del consumo de estupefacientes, con afectación principal en niños y adolescentes.

 A ello se suma la falta de respaldo de una entidad que los representa o debería representarlos, como el Instituto del Aborigen Chaqueño. Los propios miembros de la comunidad manifestaron su decepción por la falta de apoyo y de atención de sus necesidades. “Solo aparecen para las elecciones o cuando necesitan algo”, lamentaron.

 Gran compromiso comunitario

 El presidente del club 9 de Julio, Neri Fabián Bazán, explicó que vienen funcionando con reconocimiento municipal pero pretenden vincular la institución a Personería Jurídica para obtener mayor respaldo y encarar distintos proyectos que existen en carpeta.

 Esta primera reunión se cumplió en el campo de deportes del club, donde varios referentes del barrio se mostraron entusiasmados en que se fortalezcan las gestiones para tener no solo un equipo de fútbol que lo represente, sino ampliar la cobertura a contención de los distintos sectores de la comunidad.

Estos aspectos han sido parte de los estímulos que lo llevaron a intentar reflotar la actividad social, deportiva y cultural a través de la institución que representan, y así quedó en evidencia con el acompañamiento del presidente de la Comisión Vecinal, Ariel Saravia.

 La institución puede contener a decenas de niños, jóvenes y adultos, pero carecen de recursos y elementos para poder trabajar de manera más organizada. Por tal motivo, pretenden organizarse y promover proyectos de inclusión y desarrollo de actividades que favorezcan dicho fin.

Múltiples carencias para comenzar

 A pesar del entusiasmo que se pudo observar, la realidad lo muestra con muchas carencias. El campo de deportes consiste en un terreno que se ha ido reduciendo con el tiempo, y quedó conformado por una cancha de fútbol de equipos compuestos por 9 integrantes. Solo tiene los arcos y requiere una inversión que al menos les permita el cerramiento con cerco perimetral y un par de tribunas.

 De acuerdo con lo que informó el presidente Bazán, por ahora la intención es involucrar al barrio en la contención de los niños y jóvenes a través del deporte pero a nivel social. Consideró que recién una vez que se fortalezcan podrían empezar a evaluar la posibilidad de practicar el deporte a nivel federado, e incluso afiliarse a la Liga Saenzpeñense de Fútbol.

 En la actualidad el equipo del club 9 de Julio compite solo en encuentros de camaradería y en la tradicional “Copa Qom” que se disputa anualmente en Miraflores. Entre las disciplinas que apuntan a ejecutar en una primera etapa se encuentran el fútbol infantil y mayor, fútbol femenino y vóley.