LAS LIGAS SE ENCAMINAN A SU CATEGORIZACIÓN NACIONAL

La categorización de las ligas del país es uno de los aspectos que se busca fortalecer desde el Consejo Federal de la AFA, según lo confirmó Carlos Lanzaro, integrante de la Secretaría de Homologaciones del Consejo Federal de la AFA en contacto con dirigentes y allegados al fútbol.

  Sus dichos se produjeron en el marco de las jornadas de capacitación que impulsa la Federación Chaqueña sobre “El fútbol y su estructura organizativa”, y que en este caso tuvo como disertante a quien también ejerce la presidencia de la Federación Santafesina, referido a “Procesos de homologación de torneos».

  Aseguró que en el país existen unas 240 ligas, y debido a las diferentes realidades se pretende encasillarlas por “estratos”, considerando que en un par de años podrá concretarse. “La idea es ver cuáles son de primer orden, segundo, tercero y cuarto” explicó Lanzaro, y aclaró que “hay casi 100 ligas que no están en condiciones de participar”.

  La Secretaría de Homologaciones del Consejo Federal tuvo como uno de los primeros exponentes a Carlos Lanzaro, junto con Alfredo Iturri de Santa Rosa. Luego se sumaron Luis Luque de la Liga Cañadense, y Claudio Yópolo de Junín, provincia de Buenos Aires. Desde allí se realiza una radiografía de las ligas y se busca la organización en lo administrativo y deportivo.

  “Intentamos el ordenamiento de las ligas y clubes, y en base a eso homologar los torneos para participar en los torneos que organice el Consejo Federal” expresó el dirigente, quien observó que con esto pretenden “conocer el estado real de las ligas, clubes, categorías que jugaban, qué clases de torneos se juegan, en qué momento del año”.

Mientras admitió que esta información permitirá “llegar a categorizar las ligas: ver cuáles son de primer orden, segundo, tercero y cuarto. De esa forma tener más ordenado un escalafón”, Lanzaro reconoció que se encontraron con múltiples dificultades en las ligas, por no estar en regla con Personería Jurídica.

  Agregó que “después se pedía Memoria y Balance, pero no para controlar a las ligas sino para corroborar que la cantidad de clubes que declaraban, eran las correctas”, y tras ello “se solicitaron los certificados médicos como forma de cubrir a las ligas y los clubes ante cualquier contingencia”.

  La reconversión de técnico a dirigente

  La formación de Carlos Lanzaro lo había llevado a recibirse de profesor de Educación Física y Director Técnico de fútbol. Con esos títulos incursionó en la primera división de Rentistas de Uruguay, donde tuvo un buen desempeño y terminó en el podio del campeonato de ese país.

  A su regreso a Argentina, llegó a la Liga Santafesina en 2008 sin haber tenido un club como escala previa, pero los máximos responsables de Colón y Unión, Germán Lercher y Miguel Ponce, lo entusiasmaron para que encabece un cambio en la conducción. Desde entonces fue abriéndose camino y hoy preside la Federación Santafesina e instaló la “Copa Santa Fe” como un evento convocante.

En cuanto a su función específica y sobre la situación actual de las entidades que nuclean a los clubes expuso que “de 240 ligas que existen en el país, alrededor de 70 u 80 están en Buenos Aires, y ahí se presenta la mayor problemática porque en muchos casos hay uniones de ligas para llegar a sumar 10 clubes”.

Entusiasmar con el fútbol del interior

Cada vez que se presenta un paralelismo entre las distintas categorías de los torneos metropolitanos y los del Consejo Federal, surgen evidentes diferencias tanto en visibilización y promoción de las competencias como del presupuesto asignado a los clubes. En líneas generales, Lanzado observó que “los metropolitanos venden mejor”.

  “La B Metropolitana vende más que el Federal A, y las empresas apoyan más” graficó el presidente de la Federación Santafesina de Fútbol a modo de fundamento, para considerar que “en lo económico es el ‘debe’ de un país que está todo centralizado en Buenos Aires, y no son solo las decisiones del fútbol”.

  Puso de manifiesto que “desde el interior muchas veces nos cuesta más, porque además tenemos clubes muy golpeados”, y aseguró que “somos nosotros los que tenemos que tratar de qué manera cambiar eso, porque mucho tiene que ver con lo que vende cada fútbol”.