VECINOS RECLAMAN QUE SE NORMALICE UNIÓN Y FUERZA

Teniendo como referencia un período que lleva dos años de «Normalización», vecinos y allegados al legendario Club Unión y Fuerza de Sáenz Peña reclamaron que se ponga fin a la situación irregular y se convoque a Asamblea para elegir las nuevas autoridades.

Acompañado por alrededor de 120 firmas, se entregó al gobernador Jorge Capitanich y al titular de Personas Jurídicas, Eduardo Colombo, un escrito donde se solicita con carácter urgente la regularización institucional de la entidad decana del básquetbol saenzpeñense, que tiene a Héctor Hugo Wasinger como Normalizador desde el 1 de agosto de 2018, en reemplazo de Ariel Ávalos.

  Tras ser fundado el 9 de octubre de 1931, el club cumplirá el año próximo su 90º aniversario, fecha para la cual pretenden que la situación esté encaminada. La sede se encuentra en calle Chacabuco (5) entre Las Heras (4) y Urquiza (6), aunque también cuentan con un predio de 75 por 50 metros en calles Saavedra (3) y Castelli (26).

Entre quienes acompañan la solicitud se encuentran Néstor Duca, Gabriel Duca, Acasia Santos Oliveira, Carlos Pérez Alemany, Manuel Navarro, María Afanasenko, Drago Michunovich, Dora Bilcich, Rafael Benítez, Daniel Alba, Marcos Cherne, Rodolfo Holzer, Dante Collavino, Jorge Villaverde, Marta Capitanich, Alicia Secoff, Oscar Iturrospe, Héctor Muñoz, Gustavo Brollo, Guillermo Corregido y Miguel Ibáñez, además de otras cien firmas.

El documento de los vecinos

La nota presentada al gobernador Jorge Capitanich y a Personas Jurídicas expresa:

Por medio de la presente los abajo firmantes, todos vecinos de la ciudad, vemos con gran preocupación la situación en la que se encuentra nuestro querido Club Unión y Fuerza, institución Decana del básquetbol, otrora señera en la región en cuanto a los logros deportivos alcanzados, pero lo más importante es destacar la cantidad de niños y jóvenes que se formaron deportiva y socialmente gracias a su contención en lo que hace a la vida comunitaria.

  Hoy, luego de varios años de desinteligencias y falta de apertura en pos de ordenarlo institucionalmente, nos encontramos con una intervención sin resultados en cuanto a su finalidad. Cabe destacar que en oportunidad de “instalar” dicha intervención no se tuvo en cuenta a personas como ser dirigentes históricos, ex entrenadores y ex jugadores, es más, se habían realizado encuentros entre esos actores sociales para comenzar a ordenar el querido club Unión y Fuerza, y entre gallos y medianoche nos encontramos con la “sorpresiva intervención”, la cual ni siquiera tiene correlato histórico con la vida de la institución.

  Solo basta recorrer las instalaciones para tomar conocimiento de una sumatoria de irregularidades, como ser, permitir que sus instalaciones sociales (baños, secretaría, vestuarios, boletería) se conviertan en un inquilinato. Cabe preguntarse ¿Acaso no observó la intervención en tiempo y forma tal despropósito?¿No se pensaron alternativas para resolverlo?¿Puede un club de básquetbol funcionar sin sus instalaciones elementales? Hoy sus instalaciones se han transformado en una vivienda con anexo Salón de Peluquería”.

  Con esta situación nos encontramos años atrás al iniciar las actividades de categorías formativas, las cuales a los dos días suspendimos por lo anteriormente descripto. ¿Puede un club funcionar así?¿Dónde se cambian sus jugadores?¿Qué instalaciones sanitarias utilizarían los niños, atento a que las mismas hoy son parte de la “casa de familia”?.

  Dejamos en claro que no existe animosidad alguna con las personas que viven en el club Unión y Fuerza, pero a nadie escapa lo irregular de la situación, que en buenos términos deberá ser resuelta, posibilitando poner fin a tamaño despropósito.

  Unión y Fuerza es un espacio fundamentalmente basquetbolístico y máxime de categorías formativas. En consecuencia, podemos decir ¿hasta cuándo Sáenz Peña no podrá contar con semejante espacio de contención y formación de niños y jóvenes?¿Hasta cuándo los flagelos sociales como los consumos problemáticos nos seguirán ganando el partido?.

  Es por eso que este grupo de ciudadanos recurrimos a ustedes, como Ente contralor del gobierno de la provincia del Chaco, a los fines de solicitar con carácter urgente la regularización institucional del club Unión y Fuerza, permitiendo la conformación de una Comisión Normalizadora, la cual en plazo a establecer llamará a Asamblea para elegir nuevas autoridades.

  Está en ustedes el permitir que este lamentable presente siga siendo una cruda realidad o entre todos lograr que retome su esencia cultural, deportiva y social, volviendo a ser la institución donde cientos nos formáramos deportivamente. En ese sentido añoramos devolverle a nuestro querido club Unión y Fuerza lo que nos brindó para ser personas de bien.