UNIÓN GIMNÁSTICA SOKOL, 94 AÑOS LLENOS DE HISTORIA

Solo 14 años habían transcurrido desde la fundación de Presidencia Roque Sáenz Peña. Aquella población crecía de la mano de criollos e inmigrantes, y las instituciones se abrían paso. Así, el 12 de octubre de 1926 nació la Unión Gimnástica Sokol, con el empuje de originarios y descendientes de checoslovacos.

La institución surgió con el patrocinio del club Sokol de aquel país, con una fuerte apuesta al desarrollo de la gimnasia en sus distintas variantes. Transcurrieron 94 años cargados de historia, y es otra de las entidades de la ciudad que se encamina a su centenario.

La gimnasia fue el motor que, en sus inicios, impulsó la actividad en Sokol.

  La colectividad checa se aglutinó y empezó a diagramar actividades tanto en el plano social, como cultural y deportivo. De esta manera vio la luz la Unión Gimnástica Sokol, cuya primera Comisión Directiva estuvo presidida por Francisco Marvanek.

El grupo también lo integraban Teófilo Derka, Slovak, Pro Hazka, Silva Derka, Antonio Viter, Zdemek Marvanek, Soldan y Scanferlatto. Su primera sede social estuvo en la esquina de calles Belgrano (10) y Superiora Palmira (17), donde actualmente funciona una estación de servicio Axion.

Primera Comisión Directiva de Sokol, en 1926.

  La nueva institución contaba con el patrocinio del club Sokol de la República Checoslovaca, y desde aquí se debían seguir las directivas de la casa madre. A la par, también se inauguraron otros clubes de similares características en Villa Domínico, en Córdoba y en varios países de Sudamérica.

  Luego de algunos años se trasladó a calle Rivadavia (16) entre Superiora Palmira (17) y Avellaneda (19), frente a la panadería de Scanferlatto; hasta que a mediados de la década del 50 emigró definitivamente al lugar que actualmente ocupa, en calle Superiora Palmira (17) y Primera Junta (20).

Las mujeres siempre tuvieron un lugar preponderante en el club.

  “En esa época hacíamos calistenia” recuerda con nostalgia Rosa Handl, integrante de una de las familias identificadas plenamente con los “Halcones” (significado del club en idioma checo). Consistía en ejercicios con el propio peso corporal, donde el interés está en los movimientos de grupos musculares grandes y el objetivo es la adquisición de fuerza y belleza en el ejercicio.

  Al respecto añade que se utilizaban aparatos y se empleaban elementos como paralelas, argolla y caballete. “Se practicaba mucho deporte, incluso en el predio de la Unión Checoslovaca” explicó la ex dirigente en relación con el predio ubicado sobre avenida 28 y calle 21, donde se hacía salto en alto, salto en largo y carreras; y además destacó la tarea desplegada por Milo Kalinec y su esposa, a quienes consideró “el alma de Sokol”.

Rosa Handl compartió su experiencia y parte de la rica historia de Sokol.

  La destreza gimnástica, el vóley y otras disciplinas

  La gimnasia fue la actividad principal en sus inicios, durante muchos años, el vóley se incorporó con fuerza a Sokol de la mano de los hermanos Handl y Drimal, quienes integraron el equipo que jugó el Campeonato Argentino que se realizó en el predio donde hoy se erige la iglesia de los Mormones, en calle Saavedra (3) y Rivadavia (16).

Recordado equipo de vóley de Sokol, con los hermanos Handl y Layo Drimal.

  De ese torneo fueron elegidos Valerio Handl y Layo Drimal para la selección, llegando a jugar en Uruguay y Brasil. Mientras el primero de ellos fue formador de jóvenes en el Colegio Don Orione, junto con Sidonio Derka, Drimal partió hacia Buenos Aires y tuvo una proficua carrera en la disciplina. Entre las mujeres fueron profesoras Juana Schafeutle, Elvira Kuvicec, Olga Scanferlatto y Damborsky, radicada luego en Resistencia.

El vóley femenino tomó fuerza en la institución.

  El vóley se había monopolizado en Sokol y no se generaba competencia. Eso, además de otras circunstancias internas, llevó a un grupo a instalarse en el Club Deportivo Morava, que se creó el 1 de mayo de 1940. “Se mataban en la cancha, pero terminaban de jugar y se encontraban compartiendo todos en el tercer tiempo”, recuerda Rosa Handl.

  El arribo al TNA, el corolario del básquet

  La gran demanda existente en materia deportiva permitió que Sokol también incorpore el básquetbol como disciplina convocante. Su momento de mayor brillo se produjo en la década del 90, cuando jugó el Pronea y luego ascendió al Torneo Nacional de Ascenso. Fue en la temporada 1997-98, donde concluyó 10º entre 16 equipos.

Equipo de la U. G. Sokol que jugó el TNA a fines de la década del 90.

  En el campeonato siguiente debió jugar la Permanencia y mantuvo la categoría en partidos frente a Instituto de Córdoba; y el TNA 1999-2000 tuvo a los “halcones” como los únicos descendidos en una temporada, tras duros play-off con San Andrés. Tras ello el club vivió momentos se dificultades financieras y le costó varios años recuperarse.

Equipo que jugó el Provincial de Básquet 2018-2019, conducido por Miguel Canteros.

En la actualidad, el club es conducido por Omar Esteban Bedogni y tiene al vóley femenino como una de sus disciplinas más representativas, de la mano de la entrenadora Soledad Pérez. Además se mantiene la práctica del básquet, en ambos casos con la implementación de los respectivos protocolos, y desde hace algunos años se eliminaron las canchas de bochas. Mientras tanto ya se diagraman las tareas para la posible temporada de pileta.

Las «halconcitas», que conduce Soledad Pérez, son dignas representantes del club.
El «Nido de los Halcones» luce en gran forma.
El sector de natatorio, quincho y espacio verde es muy concurrido en verano.