SPORTIVO PAMPA, AÚN EN DUDA POR LOS ALTOS COSTOS

Las buenas intenciones no son suficientes para cubrir los costos de competencia y los recursos humanos que se requieren para afrontar el Torneo Regional Federal Amateur. De todas maneras, la dirigencia de Sportivo Pampa se tomará 48 horas para decidir si está en condiciones de aceptar este reto.

Los actuales referentes de la comisión del «canario» tomaron parte en una reunión con sus allegados y con funcionarios de la provincia para conocer posibles fuentes de financiamiento, aunque siguen sumidos en la incertidumbre y por ahora su presencia en el torneo, que tiene fecha de inicio el 29 de noviembre, no está garantizada.

  Antes del viernes resolverán si tomarán parte o no en un certamen cuya organización, a esta altura, es un mamarracho. En la noche del lunes se realizó una reunión en el estadio “Alberto Esperguín” de Pampa del Infierno para que allegados, socios y jugadores tomen conocimiento del estado de situación, los costos y las nuevas exigencias.

  Según se supo, asistió un grupo bastante reducido de personas y allí se expuso sobre “lo que se sabe” de un torneo que debía comenzar en septiembre, que después se lo pasó para el segundo semestre de 2021, y más tarde para fines de noviembre, a tono con la pobre calidad dirigencial del fútbol argentino.

  En la ocasión se dieron a conocer los requerimientos y costos para el torneo, y se coincidió en las complicaciones existentes en cuanto a los controles que se exigen en materia de salud. Los hisopados a los jugadores, 36 horas antes de cada partido para elevar el informe al Consejo Federal, y los costos en seguridad y traslado, son un combo difícil de digerir para cualquier club.

El apoyo de Lotería Chaqueña

  Si se mantuvo la incertidumbre después de esa convocatoria e intercambio de opiniones con gente vinculada a la entidad pampeña, luego del Zoom del martes al mediodía con el representante provincial ante el Consejo Federal, Roberto Acosta, y el titular de Lotería Chaqueña, Gabriel Lemos, el panorama no varió demasiado.

  El organismo que regula al juego en la provincia ofreció 150 mil pesos a cada club, aunque la cifra sigue estando considerablemente lejos del presupuesto que requiere una entidad para competir en un torneo del que no se sabe cómo y cuándo se jugará, de qué manera, además de otros detalles.

  Según se informó, los partidos se deberán jugar sin público, aunque no se abonarán los aranceles a la ligas, federaciones y al Consejo Federal. El canon de la terna arbitral se mantendrá como en la primera fase, y los clubes podrán incorporar 10 jugadores más a la Lista de Buena Fe.

  En cada fecha, unos 100 mil pesos de gastos

  De acuerdo con los cálculos realizados por la dirigencia de Sportivo Pampa, la participación del equipo en cada fecha del certamen rondaría los 100 mil pesos, ya sea en condición de local o visitante. Solo para los hisopados, será necesario desembolsar una cifra cercana a los 30 mil pesos por cada partido, los que deberían realizarse fuera de la localidad.

  En este contexto, el vicepresidente Edgardo Tévez Cusshig y la secretaria Nilda Rodríguez se mostraron cautelosos a la hora de adelantar si pueden asegurar su participación en una competencia donde todo es incertidumbre, aunque siguen agotando las instancias en la búsqueda de recursos.