FÚTBOL Y VALORES DE LA MANO, CON HUGO TOCALLI

La cuarentena ha permitido que el contacto con grandes personalidades sea más accesible a partir del uso de la tecnología. En el plano deportivo el ex entrenador de las selecciones menores de Argentina, Hugo Tocalli, compartió su rica experiencia con entrenadores de la zona en un «mano a mano» a través de la plataforma ZOOM.

  A los 72 años, el ex arquero sigue mostrando su entusiasmo y toda la pasión por la formación de futbolistas. Fue parte del exitoso ciclo de José Pékerman en el combinado nacional, y los pormenores de esa etapa y otras a lo largo de su vida compartió gustoso.

La charla fue promovida por la Seccional 31 de ATFA mediante las gestiones del DT Juan Carlos Milesi, con los auspicios de la Liga Regional y el aval de la Federación Chaqueña de Fútbol bajo la premisa de “La capacitación es el camino del crecimiento”.

  Tocalli valoró el trabajo que se realiza en las instituciones deportivas del interior, con escasos elementos pero con mucha convicción. “Cuando realizan la captación de valores, se llevan mucho del interior y dejan poco” cuestionó; y entre sus conceptos más destacados sostuvo que “un jugador no puede jugar si no tiene actitud y respeto por el rival”.

En relación con la conformación de la selección argentina destacó que “hay que llevar a los mejores jugadores, después se verá el modelo de juego”. A la par observó que “un técnico, cuando se recibe, debe trabajar por lo menos dos años en las divisiones inferiores”.

  Es parte de la Secretaría Técnica de San Lorenzo de Almagro, junto con otros referentes de peso en la historia azulgrana como el “Beto” Acosta y Leandro Romagnoli, y desde esa función también realiza el seguimiento de algunos valores de distintos clubes del país.

  Destaca que a su edad puede hacer las cosas con las mismas ganas que cuando comenzó en esta actividad a los 39 años. “Tengo el mismo entusiasmo y las mismas ganas, siempre voy al club con la ilusión de descubrir un crack. Hago las cosas con mucha pasión, con mucho sentimiento, mi vida es así”, se sinceró.

  El trabajo con los juveniles

  Hugo Tocalli, nacido en Monte Buey (Córdoba) en 1948, ha cobrado notoriedad por el trabajo realizado en las divisiones menores de los clubes y en las selecciones juveniles de Argentina. Él mismo reconoció que esa tarea le ha dado muchas satisfacciones. “Donde estoy identificado y me siento más cómodo, es en juveniles. Me gusta mucho y me siento muy bien ahí”, dijo.

  Mientras se consideró “un afortunado”, destacó el trabajo que se realiza en los clubes del país al señalar que “soy del interior y se lo que se trabaja en el interior, sin los medios necesarios para el trabajo en juveniles”, y cuestionó en cuanto a la captación de talentos de las instituciones grandes que “siempre dije que se llevan mucho del interior y dejan poco”.

  Destaca el “respeto mutuo” como uno de los pilares para el buen diálogo y el logro de resultados. “A los juveniles les digo que se tienen que ir de cada práctica aprendiendo algo” aseguró, y en ese tenor añadió que “un jugador no puede jugar si no tiene actitud y respeto por el rival”.

  “Algo que nos pone muy contentos es que junto al jugador también formamos al ser humano. Dicen que las cosas que les enseñamos, lo aplican con sus hijos. Eso es fundamental para un coordinador, no debe pensar solo que debe formar un jugador para que juegue en primera, sino también un ser humano”, remarcó.

  La actualidad de la selección nacional

  Al realizar un análisis de la actualidad de las selecciones juveniles de Argentina, Tocalli se mostró entusiasmado por el proyecto y pidió que quienes tienen la responsabilidad de conducir los grupos tengan continuidad en el tiempo. “No puede haber un trabajo de juveniles, si no tiene por lo menos 3 años de duración” expresó.

  Al respecto recordó que “los 14 años que estuvimos tuvo sus frutos con la cantidad de jugadores que han llegado a la selección mayor y a equipos del mundo. Y por eso, tener a (Bernardo) Romeo, (Diego) Placente, (Fernando) Batista y (Pablo) Aimar en los juveniles, a uno le permite mirar el futuro con entusiasmo”.

  En cuanto a la conformación de los planteles aseveró que “hay que llevar a los mejores jugadores, después se verá el modelo de juego”, aunque destacó que el seleccionado “debe jugar bien, ser prolijo, balanceado y tener el manejo de la pelota”; y remarcó que “el jugador de fútbol debe tener valores: Hay que destinar 5 minutos para inculcarles ese mensaje”.

De Maradona a Messi, como jugador y técnico

Pocos pueden darse el lujo de haber compartido momentos con dos de los futbolistas más grandes de la historia. Esa es una particularidad de Hugo Tocalli, porque fue compañero de Diego Maradona en Argentinos Juniors, y a Lionel Messi lo dirigió en la selección juvenil.

  “Soy un afortunado. En el ‘77 vine de América de Cali a Argentinos Juniors porque (Oscar) Quintabani se iba a Colombia. Tuve la suerte de ser compañero de Maradona durante todo un año” recordó con nostalgia el ex arquero que debutó en Deportivo Morón en 1970 y se retiró en Atlanta en 1985.

  Luego tuvo la oportunidad de incorporar a Lionel Messi cuando brillaba en la cantera del Barcelona. “Un viernes llegó al predio de AFA, muy serio, calladito, lo autorizamos a que vaya a Rosario a ver a su familia; y en un amistoso que armamos para verlo, jugó contra Paraguay: Entró en el segundo tiempo y la primera pelota que tocó terminó adentro del arco”.

  “Me sorprendió cuando lo vi por primera vez, por su velocidad tremenda, gambeteaba con facilidad en carrera, tenía frialdad para definir, le vi cosas muy diferentes. Lo llevamos al Sudamericano Sub-20 de Colombia, clasificamos al Mundial y ahí lo dirigió Pancho (Francisco Ferraro). Los argentinos nos tenemos que sentir orgullosos de tenerlos a estos dos monstruos”, deslizó.

Su visión de los dirigentes y los técnicos

En otro momento de la enriquecedora charla con los formadores de la región, Hugo Tocalli aseguró que los clubes deben crecer en base a proyectos, y observó que los directores técnicos “tienen que preocuparse cada día en crecer”.

  “Los clubes que no tienen proyectos no crecen, y para eso se necesita buenos dirigentes” expresó el encumbrado técnico, para mencionar como una materia pendiente la formación dirigencial que garantice la implementación de proyectos realizables a corto, mediano y largo plazo.

  En cuanto a los entrenadores consideró que “hay que tener una idea clara de qué queremos como formadores, estar actualizados. El técnico de juveniles tiene que preocuparse todos los días en crecer, y de descubrir un crack para llevarlo en un futuro a un club o una selección”.

  “Un técnico debe tener un ojo clínico muy importante. Debe afinar el ojo día a día, dedicarle mucho tiempo. Si conseguiste un campeonato, no te hace mejor técnico, hay que seguir progresando y aprendiendo. Lo peor que te puede pasar es que ya sabes todo cuando lográs algo importante”, refirió.