EL CLÁSICO DE BERMEJO NO SE JUGARÁ POR EXIGENCIA POLICIAL

La exigencia de la Dirección Zona Interior Charata de la Policía del Chaco de abonar el servicio adicional de 30 agentes para custodiar el clásico de Concepción del Bermejo, fue un obstáculo insalvable para que el enfrentamiento de Banfield y Central Norte no pueda disputarse el viernes, tal como había sido programado.

El esperado duelo bermejeño, por la décima fecha del Torneo Apertura “Samuel Parayre” de la Liga Saenzpeñense de Fútbol, parecía que finalmente podría disputarse luego del conflicto arbitral por reclamo de incremento salarial, que generó una interrupción por tres semanas.

El ya inestable certamen tiene ahora otro ingrediente: la intromisión de la policía. En este caso se relaciona con la imposición de la jefatura de la DZICH de la policía provincial, que pretende que el histórico enfrentamiento de conjuntos de Concepción del Bermejo cuenta con 30 agentes pagos.

Esa cantidad de policías, inexistente en esa población, demandaría una erogación cercana a los 90 mil pesos para Banfield, y deberá recurrirse a la presencia de uniformados de otras localidades que corresponden a tal jurisdicción. Y la cosa no termina ahí, porque se pretendía que solo sea con público local, según indicó el presidente del “taladro”, Atilio Luna.

El clásico de Bermejo, entre Banfield y Central Norte, deberá permanecer en espera

Esta circunstancia llevó a la dirigencia banfileña a informar a la Liga Saenzpeñense de Fútbol sobre la imposibilidad de afrontar los costos y solicitar transitoriamente la suspensión del partido, que lo plasmarán mediante una formal notificación en las próximas horas.

Reunión con autoridades policiales

Ante este panorama incierto, para el próximo martes se acordó una reunión con los jefes de policía de esta parte de la provincia para intentar llegar a un acuerdo y poder disputar el clásico entre Banfield y Central Norte en condiciones relativamente lógicas, que puedan cumplirse.

Cabe destacar que dicho encuentro había sido programado para el viernes a las 14 y 16 horas porque el club Banfield tiene previsto realizar un festival de doma y jineteada el domingo, y no iba a tener disponibilidad de la cancha. Además, se había dispuesto que las parcialidades estén bien distanciadas unas de otras, e incluso con las tribunas de materiales (que se hallan en el medio) como pulmón separador de ambas hinchadas.